lunes, 18 de enero de 2010

UN DESIERTO MUY ESPECIAL








El desierto de Sossuveli es un desierto rojo de arena finita. Está en el Oeste de Namibia, ocupa 32.000 km cuadrados y es uno de los ecosistemas más antiguos y secos de La Tierra. La arena es roja porque viene desde la playa (blanca). y por el camino, debido al contenido en hierro del suelo por el que va pasando, se va impregnado y se oxida por lo que adquiere este color rojizo tan especial.
Es curioso porque en este parque natural las dunas son fijas y casi inmóviles. Se mueven, según los vientos, en invierno hacia un lado y en verano hacia el contrario, de forma que prácticamente no cambian de sitio. De hecho están numeradas. En este desierto se encuentra la duna más grande del mundo con 325m, y aún así yo (Hispana) me preguntaba si sería más grande que la de Bolonia… “pa echarme, vaya”.
Llegamos a las dunas a las 5 de la mañana (con mordedura de escorpión incorporada, que sirvió para despertar a todo el camping) para ver amanecer. Pero llegar hasta arriba no es nada fácil, subir por la arena cuesta bastante y más a esas horas intempestivas, estando todavía adormilados. Comenzamos la subida e Ignacio rápidamente me adelanta, pero no sólo a mí, sino a todos los de nuestro tour y a los de otros tours que, al igual que nosotros, acudían a disfrutar de este escenario tan bonito. No hay ni que decir que llegó el primero y que llegó más lejos que nadie… era bonito verlo de lejos imprimiendo sus huellas en la arena virgen y conquistando la cima de las dunas. Como pude llegué hasta la cima (y más allá) y pudimos disfrutar juntos y alejados del grupo; del silencio del desierto, de los cambios de colores en el cielo, de la brisa de la mañana, de enterrar nuestros pies en la arena…
Ya entrada la mañana había que bajar ¿y para qué íbamos a caminar tanto cuando podíamos tirarnos directamente? Así que tardamos en bajar 50 veces menos que en subir y llegamos con 50 veces más arena a desayunar a nuestro camión a la falda de las dunas.

1 comentarios:

Alejandro Naranjo dijo...

impresionantes las fotos!!! parecen del libro el principito!!!!!

sobre todo la tuya con el tronco del arbol...

que bonito...ya imagino los colores del cielo!!