viernes, 22 de enero de 2010

BAOBABS






El baobab es el árbol africano por excelencia; el árbol del principito. Son territoriales y crecen de forma dispersa, de forma que nunca forman bosque. Su sola presencia infunde un montón de respeto e invitan a ser contemplados. Son extraños, primitivos, de tronco gordo y brazos de pulpo. De los muchos que hemos visto, hemos parado a visitar uno que tiene 3000 años y ahí sigue lleno de salud. Quién sabe si por otros 3000 años más. Te paras a contemplarlo y flipas, te planteas de lo que ese árbol habrá sido testigo en tantos años que lleva allí viviendo y creciendo. Te planteas que él ya era un viejo de mil años cuando nacieron Jesucristo, Cleopatra o Julio César… y flipas un poco más.

2 comentarios:

Natalia dijo...

que bonito! daría lo que fuera por ver uno....

chusi dijo...

jo que bonitos los baobad, las cataratas y todo...
yo tambien quierooooo...que envidia dais..

muchos besicos y seguid disfrutando