miércoles, 20 de enero de 2010

CAPE CROSS: EL EDEN DE LAS FOCAS








Estamos en el ecuador de nuestra estancia en Namibia. Hoy toca focas así que paramos en Cape Cross. Nada más bajarnos del autobús ya huele que tumba… es un olor muy fuerte y penetrante. Es una playa donde hay focas por todas partes que no paran de ladrar. Las hay de todas las edades y tamaños y se distingue claramente a los machos dominantes. Resulta que el macho dominante está con un grupo de hembras con las cuales se aparea. Durante este tiempo de liderazgo no se separa de las hembras por lo que no sale a pescar y no se alimenta. Esto hace que se debilite y que otro macho no dominante que ha estado alimentándose durante este tiempo (unos 20 días más o menos) llegue, se pelee con él y lo destierre. Entre bronca y bronca las que están en el agua se dedican además de a pescar, a surfear el izquierdón que tienen en la misma puerta de su casa.

1 comentarios:

veronicaruizmartin dijo...

¡Ay que mona la foca! se parece al troski pero sin pelo. ¿muerden? lo digo parque ya llevais algún que otro "bocao" en la lista.