lunes, 30 de noviembre de 2009

JAIPUR: LA CIUDAD ROSA








A Jaipur le llaman la ciudad rosa porque en 1876 el maharajá Ram Singh pintó la ciudad entera de rosa (color asociado a la hospitalidad) para dar la bienvenida al príncipe de Gales (el después rey Eduardo VII). La cuidad desde entonces ha decidido mantener esa tradición del color rosa que resulta predominante.

Jaipur es la capital del estado de Rajastán. Es una ciudad enorme y con mucho que ver. Negociamos el precio con el tuc-tuc de la foto y estuvimos unas 6 horas de arriba abajo visitando la ciudad por unos 5 euros. En esta ciudad nos queremos dar un trato especial dado que venimos del semi-infierno (Bharatpur) y que Hispana se va encontrando mejor.

Como colofón al día decidimos darnos un masaje de Ayurveda, antiquísima ciencia sanatoria de la India basada en terapias aromáticas a base de distintas hierbas, aceites, masajes, etc. que tratan el cuerpo globalmente en vez de focalizarse en las dolencias. Nos dieron un masaje relajante de una hora y a Hispana le aplicaron un masaje digestivo. La verdad es que salimos de allí relajadísimos pero un poco con la sensación que debe sentir el queso en aceite o el lomo en manteca y con muchas ganas de ducharnos.

1 comentarios:

veronicaruizmartin dijo...

¡Que bonita la elefanta! alguna de cádiz va pintada igual...
La verdad que entre el polvo que habrá por allí y los aceites de los masajes, si os ponemos un papelillo se os confundiría con un mantecao de la estepeña.