lunes, 30 de noviembre de 2009

AGRA







El emperador Shah Jahan construyó el Taj Mahal entre 1631 y 1653 como tumba para su segunda esposa Mumtaz que murió dando a luz a su 14º hijo. En el mausoleo, el emperador gastó gran parte de su fortuna y trabajaron 20.000 personas. Cuentan que quiso luego construir otro idéntico en mármol negro para él como si fuese la sombra del primero, pero su hijo lo impidió arrebatándole el poder y encerrándolo en prisión, el fuerte rojo, en la que pasó el resto de sus días viendo su creación desde una celda…

Agra es hoy en día una ciudad tan industrializada que la contaminación está deteriorando y oscureciendo el bonito mármol blanco. Es por ello que han prohibido la circulación de vehículos en un radio de 500m a su alrededor.

Venir a la India y no visitar el Taj Mahal sería un pecado así que… ¡allí que fuimos! Lo organizamos para entrar de los primeros con el amanecer y… fue precioso. Aquí os dejamos una foto para que lo juzguéis vosotros mismos. Nos impresionó tanto lo esplendoroso que es por fuera, como lo deslucido que es por dentro.
También visitamos el Fuerte Rojo y otros mausoleos, aunque aún así todo puede visitarse en una mañana.

1 comentarios:

Natalia dijo...

qué chulada el taj mahal! una de las maravillas del mundo...
besitos pa las culebras!
nati