domingo, 22 de agosto de 2010

ISLA SUR. QUEENSTOWN Y WANAKA














Queenstown y Wanaka están al sur de la Isla Sur en una zona de montaña y lagos naturales. Si el país en general es bonito, esta zona “se sale”. La visón de cumbres nevadas por todos lados, las tonalidades de verde y los lagos de montaña, quietos como espejos, reflejando “todo lo que ven” hacen un paisaje súper atractivo.

Hispana y yo llevamos juntos 6 años y manda “hue…” que nunca habíamos esquiado juntos y ha tenido que ser en el otro lado del mundo y en pleno mes de agosto cuando lo hemos conseguido. Fuimos a una estación que se llama “Treble Cone”, cerca de Wanaka. La estación es mediana y tiene solo dos remontes, pero muy bien pensados, de forma que cada remonte da acceso a 20 pistas de todos los niveles. Otro punto de esquiar en Nueva Zelanda es que NUNCA hay colas. Y si eso lo unes a lo bonito que es todo resulta que es un gustazo. Desde arriba las vistas son inmejorables, cumbres nevadas y lagos por todos lados, poca gente, buen ambiente, no hay macarras, parking gratis… (sin querer lo voy comparando con Sierra Nevada).

Queenstown por otro lado además de tener estaciones de esquí, es como la capital del mundo de los deportes extremos. Yo había hecho varias cosas cuando estuve por aquí la otra vez, pero no quería que Hispana se perdiera el Jet Boat. El jet boat se inventó aquí para poder navegar en sus ríos. Éstos son anchos y poco profundos, por lo que una barca con una hélice normal era inviable. Idearon un sistema para “meter” la hélice dentro del casco, de forma que a través de un tubo succionara agua del río y a través de otro orientable la expulsara por detrás, facilitando los cambios de dirección. Este sistema además de posibilitar la navegación en zonas con pocos centímetros de agua, resultó ser rápido y muy maniobrable. Es el sistema que usan las motos de agua. Un paseo en jet boat es una locura. Te meten en una súper barca, con dos motores de 300 caballos que expulsan 400 litros de agua por segundo cada uno. Te llevan por la garganta de un río muy poco profundo y pasan como balas. El piloto va “tirao” hacia la pared de piedra y en el último segundo aparta la proa para no estrellarse y justo cuando estás diciendo “que bien que no nos hemos chocado” el tío está acercando la popa. Muy divertido. Hay muchos videos que ver poniendo en google “shotover jet”.

Allí también nos cayó una gran nevada que puso a prueba la capacidad de adaptación de nuestras mini maletas, aunque al final con algo de frío lo superamos también.

2 comentarios:

veronicaruizmartin dijo...

Y tampoco está lleno de "sevilla mi´arma" como en sierra nevada, je,je. Vaya maravilla de sitios, es como canadá, noruega... En verano debe ser muy bonito

Natalia dijo...

la cara de hispi en el jet boat es pa' jartarse de reir...que se te desencaja la mandíbula chiquillaaaa...jajaaajaajaajaa