domingo, 25 de julio de 2010

UN NOSTALGICO PASEO POR SYDNEY










Me fui de Sydney en julio del 92 habiendo vivido el mejor año de mi vida, solo superado por éste que estoy viviendo ahora (me da que éste va a ser insuperable). Al volver, he vuelto con la cabeza llena de recuerdos, sensaciones y mucha ilusión de ver los sitios que dejé hace justo 18 años.


Hispana y yo nos hemos pateado a fondo Sydney, pasando por los sitios que fueron importantes para mí en aquel año. La verdad es que me he impresionado a mi mismo paseándome por la ciudad casi con el mismo manejo con el que me paseaba cuando vivía aquí. Sydney es una ciudad muy atractiva y muy disfrutable, tiene mucho que ver y mucho que pasear.

Por lo general todo me ha divertido mucho. Me han pasado cosas extrañísimas. La más graciosa ha sido ver, por casualidad, una tienda donde compré un boomerang precioso a un señor de 55 años lleno de salud y verle hoy con 73, bastante desmejorado, pero con gran sentido del humor cuando Hispana le cuenta la historia y le dice que volveremos a venir dentro de 20 años. Pero, sin duda la experiencia más intensa ha sido volver a ver el hostal que fue mi casa y en el que viví unos meses intensísimos. Simplemente verlo ha generado que se me agolpen miles de recuerdos en la cabeza que me han removido los cimientos.

4 comentarios:

Marcos A. dijo...

vaya carita hispi con los papagayos esos en los brazos y que bueno lo del viejete al decirle 20 años mas no se que abra pensado ijjiji!

veronicaruizmartin dijo...

Hola Cuñao! veo que en las grandes ciudades te afeitas y ya no pareces el hombre salido de la jungla... je, je

Natalia dijo...

hispana, has cautivado a los papagayos....jajajaaja
se te nota en la cara que estás super a gusto!
besillooooosss

Cathan Dursselev dijo...

Te has dedicado a acariciar tigres y bichos de esos y te dan miedo los papagallos... ¡Hispi, que esos son gorriones más grandotes!