lunes, 12 de julio de 2010

¡¡¡¡¡YO SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL!!!!!




A nosotros nos da exactamente igual el futbol y no le habíamos hecho ni caso al mundial hasta que nos enteramos que España iba a la semifinal. El caso es que no la vimos porque nos cogió volando, pero la final sí que la vimos.

Lo peor fue la hora, porque en Sydney empezaba el partido a las 4:30 de la mañana con lo cual no hemos dormido nada. Nos fuimos a una zona de la ciudad donde hay muchos bares españoles y todos los que andábamos por Syney estábamos por allí. Desde tan lejos las cosas se viven de otra manera y la gente estaba emocionadísima con la victoria de España. La verdad que fue muy divertido vivir todo esto aquí tan lejos y sentirse como en casa por un ratito.

3 comentarios:

Natalia dijo...

Viva Españaaaaaaa!!!
no os podéis ni imaginar como se ha vivido en Casa.... nosotros vimos la final en un bar de Conil, y literalmente, ardió Conil!!!! los más locatis se dieron el chapuzón en nuestra mítica fuente de los leones...jajajaja

un besito culebras!!

mariamon dijo...

Que emocion lo del futbol. Y supongo que mucha emocion celebrarlo con compatriotas. Yo lo vi en una casa, en un pueblo al lado de Le Mans, pero con los gritos que yo pegaba de emocion durante todo el partido, el vecindario frances todo tranquilito, se debe pensar que se ha mudado a esa casa una loca de atar
FUE DIVERTIDISIMO, pero la unica compatriota era yo misma
A mi el futbol tambien me importa un pito, pero no veas que guay
besos desde el calor parisino

veronicaruizmartin dijo...

La verdad es que nunca se ha visto nada parecido. ¡Se desató la locura nacional! Me alegro de que pudierais verlo porque ha sido intenso hasta el final... pensé que iríamos a penaltis y que al final Holanda ganaría inmerecidamente. ¡Menos mal que triunfó el buen juego!