martes, 15 de junio de 2010

PALAWAN











La isla de Palawan es, según los propios filipinos, “la última frontera” Esta poco poblada, tiene pocas infraestructuras, es algo complicado moverse de un lado a otro y tiene mucha naturaleza. En cuanto a lo de última frontera no estamos muy de acuerdo; hemos estado en “últimas fronteras” bastante más últimas que ésta. Pero la naturaleza sí que es muy especial. Lo primero que visitamos fue el PN del Río Subterráneo de Puerto Princesa que nos impresionó un montón. Es un río con 8,2 km navegables dentro de una cueva. Hasta el año 2007, en que se descubrió otro río subterráneo más largo en la Península del Yucatán en México, se creía que éste era el más largo del mundo. Nosotros dimos un paseo en barca de unos 4 km en una oscuridad absoluta que rompíamos con un potente foco. La cueva estaba llena de murciélagos y golondrinas que encuentran su camino por eco-localización y lo más extraño era que cada vez que apagábamos el foco, sus graznidos se hacían mucho más intensos y sonoros.

Pero sin duda la estrella de Palawan es un pueblecito al norte de la isla llamado El Nido. El nombre le viene de que cuando llegaron los españoles (SXVI) había un montón de chinos recolectores de nidos de golondrina para cocinar su repugnante sopa de babas de golondrina.

El paisaje es una vez más de islotes verticales de roca caliza con densa vegetación y playas perdidas. Puede ser el mismo tipo de paisaje que la Bahía de Halong en Vietnam o los alrededores de Krabi y la isla Phiphi en el sur de Tailandia, pero en Filipinas es mucho mejor. Y es mucho mejor porque reúne y mejora lo bueno que tienen los otros dos por separado. El sol brilla más, el cielo es más azul, el agua es más transparente, las playas son mejores, las lagunas más caprichosas y las tonalidades del mar son infinitas. Es en el único sitio en el que estás haciendo snorkell y de vez en cuando sacas la cabeza para no perderte lo que hay fuera porque es tan impresionante como lo de dentro. Al irnos de allí Hispana y yo estuvimos de acuerdo en que los del Nido eran los paisajes marinos más bonitos que habíamos visto.

4 comentarios:

veronicaruizmartin dijo...

Las fotos hablan por si solas...

Marcos A. dijo...

wwwaaaauuuuuu!!!!!!!!

Lou dijo...

Hola chicos!
llegaron a Palawan que envidia! Ya saben que a De y a mi nos quedo como punto pendiente.
Besos y los esperamos en Perú!

Cathan Dursselev dijo...

Creo que ha llegado el momento de la propuesta, después de estas fotos -y de estar catalogando libros y libros sobre Filipinas: ¿Quién me acompaña el verano que viene a la islita de las narices?