lunes, 10 de mayo de 2010

TUNELES DE CU CHIN









Cu Chin es una región del Sur de Vietnam que tuvo una importancia especial en las dos últimas guerras (contra los franceses y los americanos). Los vietnamitas construyeron una red de túneles que alcanzó los 250 km. Allí hacían vida, comían, se protegían de los bombardeos, preparaban ataques sorpresa, preparaban y almacenaban armamento, trampas, etc. Los túneles fueron determinantes en el resultado final de la guerra y tenían ramales que llegaban hasta Camboya o hasta la misma base americana de la zona.

La guerra de Vietnam con EE.UU empezó “inoficialmente” en el año 1964 y duró hasta 1975. Los americanos querían frenar el avance del comunismo y se metieron en una guerra muy traumática e impopular que hizo tambalearse a más de un presidente. Cuando llegas al país y ves como son físicamente los vietnamitas, te cuesta creer que fueran capaces de ganar esa guerra. La gran mayoría son alfeñiques de 45 ó 50 kg y además, abundan las mariposas. Pero cuando los vas conociendo vas entendiendo porqué ganaron. Mucha tenacidad, mucha mala leche “hijoputesca” y todo un país implicado en la guerra.

La guerra la ganaron con trampas, túneles, escondrijos, armas caseras; reciclando las bombas no explotadas de los americanos y con un profundo conocimiento del territorio. Los americanos contaban con soldados bien entrenados, armamento de todo tipo, tecnología, etc. Pero en Vietnam todo el mundo era un soldado, esto incluía a mujeres, niños e incluso ancianos que no eran blanco de los americanos. Todos tenían una labor que desempeñar y la desempeñaban. Tan peligroso resultaba un soldado como un niño de 8 años o una anciana cargada de leña porque con artimañas lideraban a los americanos hasta la trampa más cercana. Otra característica que definía a los vietnamitas era el trabajo. Dedicaban el día a trabajar si los enfrentamientos eran por la noche y al revés; si la guerra era durante el día, por la noche cultivaban el arroz y preparaban las trampas.

Otra cosa a destacar era la malicia y la efectividad con la que diseñaban trampas que posteriormente colocaban en la jungla Partiendo de aparejos de pesca y cepos para cazar animales, diseñaban trampas de lo más macabro. Boquetes en el suelo camuflados bajo una cobertura de bambú y hojarasca con palos afilados como cuchillos en el fondo. O el mismo sistema con pinchos horizontales y verticales que al pisarlos te atravesaban el pié, armazones de pinchos que se te clavaban al abrir una puerta… en fin que dar un paso en falso podía complicarte mucho la vida. Diseñaron unas sandalias con la opción de ponérselas al revés con lo que el enemigo seguía las huellas en dirección contraria o usaban la ropa de los americanos muertos para confundir a los perros que los buscaban por el olfato. A todo esto se le unían las bajas causadas a los americanos por las picaduras de mosquito que eran vectores de malaria, diarreas, etc.

Y en la zona de Cu Chi (a 65 km de Saigón), “la joya de la corona”. Un laberinto de túneles subterráneos con miles de trampillas secretas (incluso que daban al río, por el que salían y entraban buceando… ¡increíble!). Tenían varios niveles de túneles, a unos 3 metros el primer nivel, a 6 el segundo y a 9 el tercero. Tenían habitaciones, pozos para sacar agua ¡y hasta cocinas!. Los construían entre 3 personas, uno que cavaba, otro que subía el material excavado (arcilla) y el tercero que la tiraba al rio. En un día estas 3 personas podían cavar unos 8 metros de túnel.
Nosotros hemos entrado en los túneles y son muy pequeños. Hay que andar a cuatro patas haciendo zig zag y es bastante claustrofóbico. Las entradas y las salidas son minúsculas y están diseñadas al tamaño oriental.

El 30 de abril hemos vivido la fiesta nacional donde celebran el 35 aniversario de la liberación de Saigón de los americanos, lo que supuso la reunificación del país en 1975. Y es que los vietnamitas entre la invasión de los chinos durante 1000 años, luego la de los franceses 100 años y los americanos otros 30, son un país que siempre ha estado dominado.

4 comentarios:

Natalia dijo...

guauuuuu!!!!
a mi me hubiera dado un cague entrar en esos túneles tan pequeños.... sois unos valientes!!
por cierto Hispi, no he podido evitar reirme al verte dentro del túnel, pareces una auténtica "culebra"....jajajaajaa
besitos!!

veronicaruizmartin dijo...

¡Ni en 20 años de clases de spinning entro yo en ese agujero!

Rocío Monedero dijo...

Ina,menos mal que estás delgadito y te has quitado varias toneladas de barba y pelo porque de no haberlo hecho tendrías que quedarte ayunando en el tunel hasta nueva orden. Muchos besos

Albita dijo...

Buenas!
Estoy leyendo un libro de Turismo Cultural y el autor cita "Cu Chin", por lo que me he puesto a interet a mirar qué era. Por casualidad he ido a parar a vuestro blog y... me parece fascinante esta obra de los vietnameses... digna de ser vista! Y veo que habéis recorrido mucho mundo, impresionante! Ya tengo ganas de leer otro artículo de vuestros viajes...! ;D Saludos, Alba.