miércoles, 24 de marzo de 2010

UNAS HORAS EN EL CAIRO






Resulta que volando de África hacia Asia el avión hacía escala 12 horas en El Cairo, así que nos vino genial para visitarlo. Ya lo habíamos intentado cuando volamos de Asia a África, pero la cosa se torció y no pudo ser, así que en esta ocasión con un poquito de suerte, aprendiendo de los errores y siguiendo las indicaciones de nuestra amiga Natalia (experta egiptóloga) todo salió estupendamente.
La compañía (Egyptair) nos arregló la salida del aeropuerto sin necesidad de obtener el visado y nos instaló en un hotel con todas las comidas incluidas (igualito que Iberia…).

Tras el desayuno, encargamos el almuerzo y nos fuimos en taxi a las pirámides. Fue impresionante. La verdad es que verlas de tan cerca sobrecoge, fue chulísimo. Entramos dentro de la de Kefren y era un poco claustrofóbico pues hay que ir agachado por un pasadizo estrecho (con una luz de 1 m2 más o menos) durante unos 100m. Justo al fondo hay una cámara de unos 50m2 con una tumba. El vértice de la pirámide coincide exactamente con la entrada de la cámara 100m más hacia arriba. Te choca la simpleza del interior comparado con la grandeza del exterior.

De allí otro taxi al museo del Cairo que es sin duda “Un almacén de tesoros”. Al entrar tienes la sensación de que las cosas están desordenadas y de que es un lío saber qué camino seguir… Como no limitan el número de visitantes había miles de personas así que vimos todo lo que pudimos (lo más impresionante el Tesoro de Tutankamón).

Y de ahí al hotel, duchita, cena y al aeropuerto. Para ser un cambio de avión el día nos ha cundido mucho… no nos quejamos ¡Gracias Egyptair!

1 comentarios:

Natalia dijo...

bieeeeen!!! me alegro de que al final pudiéseis disfrutar de lo mejor de El Cairo...
qué os pareció el tesoro de Tut, chicos? a que es una pasada?
ya estoy de vuelta en Cadiz! un besito pa los dos