lunes, 7 de diciembre de 2009

LA INDIA ES MUCHA INDIA






La India no te cansa, te agota. Al principio te impresiona, te sorprende y te admira. Pero poco a poco las dificultades y las incomodidades van pesando y van acumulándose y la verdad es que ya estamos con ganas de cambiar de aires.
Si me pidiesen que describiera la India con un solo adjetivo diría que es SUCIA. Hemos visto tantas cosas increíbles que no podríamos contarlas todas. Por un lado porque serían demasiado desagradables y por otra porque no tendríamos suficiente espacio en este blog. Un día mientras esperábamos en la estación de tren vimos a una niña andando por las vías. Iba buscando entre la basura cucharillas de plástico. Andaba entre las ratas y cuando encontraba alguna cucharilla la cogía y la guardaba en una bolsa… Imaginaros la cara que se nos quedó a Ignacio y a mí cuando en el tren nos sirvieron la comida y nos pusieron una cucharilla de plástico…
Creo que si se lo propusiesen podrían entrar en el libro Guiness de los Records por ser los más sucios, los más ruidosos, los más estresados, los más mentirosos… cómo veis no muchas cosas positivas. Y es que si pusiese en una balanza todas las cosas buenas y malas que nos han ocurrido en las 3 semanas que hemos vivido aquí, tristemente pesarían más las malas. Y es que el problema es que no se limitan sólo a acosarte o a intentar sacarte dinero a toda costa sino que su principal objetivo es timarte y pedirte 10 veces más de lo que valen las cosas. Y para ello te mienten y te dicen que tal sitio está cerrado, que no se puede visitar, que está demasiado lejos para ir andando… todo a su conveniencia.
Hoy me ha pasado en el tren algo que en principio podría parecer una tontería; pero que, analizándolo, para mí define un poco cuál es el trato hacia los turistas. Por la mañana, tras dormir toda la noche en el tren quería tomarme un sobre de paracetamol porque ando resfriadilla y justo que paso un chico vendiendo té y café por los vagones. Le pedí por favor un vasito de plástico para tomarme la medicina (el agua la ponía yo) y me dijo que no me lo daba (no tenía otra cosa que vasos de plástico, que, por cierto también hemos visto a gente recogiendo los usados). Le pregunté que por qué no me lo daba y le insistí hasta que un indio que estaba a mi lado le dijo, “anda dale un vaso”… y entonces me lo dio. A lo que voy es que, como dice Ignacio si no pueden sacarte una sola rupia, entonces no les interesas.
Pero claro, por otro lado me pregunto ¿quiénes somos nosotros para juzgarlos que hemos nacido en la parte privilegiada del mundo? Tenemos todas las comodidades y la posibilidad de tener la vida que queramos y de elegirla… está claro que el mundo es injusto y hasta cierto punto me planteo que tiene cierta justificación cuando nos miran diferente y cuando nos ven como a una fuente inagotable de dinero… ¡Es tanta la pobreza que hay en este país!

3 comentarios:

mariamon dijo...

Y yo que quería ir al Rajastan ! que pena que los indios sean tan pesados porque asi dan ganas de largarse, no me extraña que esteis hartos si os tratan como a monederos y no como a personas.
Pos peor pa ellos!
Muchos besos parisinos Maria

Natalia dijo...

ya tiene que ser duro para que a vosotros os haya quemado...con el aguante que teneis!!
besitos!
nati

Bryan dijo...

Pues todo lo que dices es verdad India es muy sucia, yo soy de Colombia y actualmente vivo en Chennai y he tenido que presenciar tales escenas, lo que me tiene mas desesperado es la polucion, el aire es muy denso y sucio debido a CO2 emitido por los Rickshaws o como popularmente le llaman los "Autos", la triste realidad es que miles de Indios mueren por ano a causa de aspirar aire contaminado y agua no tratada. Por otro lado, al principio cuando llegue crei que eran muy buenas personas, siempre ofrecian su ayuda o quierian hacer todo por ti; infortunadamente despues de un tiempo me di cuenta de que solo lo hacen porque mas tarde quizas pueden recibir un beneficio de tu parte o simplemente porque quieren estar al lado de una persona de un color de piel mas claro lo cual es poco comun en este pais.