lunes, 25 de octubre de 2010

VIAJEROS PROFESIONALES






Es gracioso cómo en un viaje como el nuestro te convierte en un profesional del viaje. Una cosa es ir de turismo, lo que hacemos todos en vacaciones y otra cosa muy diferente es viajar. Cuando vas de turismo no quieres problemas, estas contento con tenerlo todo por delante y el tiempo vale mucho más que el dinero. Quieres disfrutar y descansar y no se plantea ir en bus, habiendo taxis aunque sean 10 veces más caros. Sobre todo no quieres problemas ni dificultades y toleras el “borregueo” por las ventajas que conlleva. Pero en un viaje como el nuestro el tiempo es más prescindible que el dinero y el presupuesto hay que estirarlo. Aquí se invierten las tornas. En el tema del taxi o el autobús suele salir ganando el bus, se comparan varios sitios para dormir, se huye del borregueo como de la peste, etc, etc. El resultado es que conoces y charlas con los locales en el autobus, normalmente duermes mucho más cómodo y con mejores vistas y a veces con desayuno y wifi en el tercer sitio que chequeas y pagando lo mismo que te pedía el primero, visitas los sitios más agusto que con las masas, etc, etc,etc. ahora bien hay que tomarse el trabajo de comparar.


Hispana y yo hemos calculado que estando atentos vas reduciendo el presupuesto en un 20% diario. No es mucho cuando estas de turismo, si te vas a gastar 300 euros en una semana de vacaciones, te da igual gastarte 360 y estar cómodo, pero en un viaje de un año es mucha la diferencia. Ese 20 por ciento nos ha permitido estar, por ejemplo, viajando los 12 meses en vez de 10 o pasar por 30 países en vez de por 24. Visto así, dos meses y seis países más de viaje si son un gran impacto que hace que compense el tiempo dedicado los problemillas en los que te metes y las incomodidades sufridas.

Pero el profesionalismo del viajero no se queda solo en el ahorro, sino que te lleva mucho más allá. Adquieres tal conocimiento de los entresijos de internet y de los chollos disponibles, que los locales del país ni sospechan que existen. Por ejemplo hemos ido gratis de Sydney a Brisbane, hemos conseguido esquiar gratis en Nueva Zelanda o incluso nos han pagado por llevar una super caravana en la que dormimos estupendamente desde Los Angeles hasta San Francisco. También nos hemos quedado con las ganas de conseguir algún chollo como volar de Cancún a Bruselas por 165 euros (cuando encontramos este chollo ya habíamos pagado el billete de Hispana sin posibilidad de devolución) Pero quizá lo mejor de todo, ha sido poder darnos el lujazo de despedirnos en un hotel de cinco estrellas en Cancún por 40 euros.

2 comentarios:

mariamon dijo...

Hola culebrilla solo. Espero que no te sientas muy solito. Aprovecha todo lo que puedas del tiempo que te queda. Nos vemos en Navidades YUPI !!!!!!
Muchos besos y a disfrutar
Maria

HISPANA dijo...

- Bueno pues yo tengo que decir que ese "síndrome del ahorro diario" se me ha quedado en mi día a día y ahora en España también ando comparando precios y mirando por el ahorro... aunque ahora en época de crisis no viene nada mal :)